IV Congreso de Mujeres "Mujer, levanta alas como águilas"

Tal como lo planeado, se llevó a cabo en el mes de Octubre de 2011, el IV Congreso de Mujeres "Mujer, levanta alas como águilas", con la presencia de congregaciones de Limache, Quillota, La Calera, y otras ciudades, y los anfitriones, CEIM-Quillota y CEIM-La Calera.

Este congreso fue pensado en mujeres, por lo tanto, organizado por mujeres. En esta oportunidad la dirección de las alabanzas estuvo a cargo de algunas jóvenes de CEIM-Quillota, quienes sensiblemente a la voz del Espíritu Santo, guiaron la celebración en un cántico libre para Dios.

El primer taller expuesto estuvo a cargo de nuestra Pastora Karina Valencia, de CEIM-La Calera, seguido por la hermana Carolina Rey, la prédica final estuvo a cargo de nuestra Pastora Teamar Ulloa.

A continuación, un extracto bastante completo de lo compartido en el congreso:


SUBIENDO A LA MONTAÑA PARA VER CON LOS OJOS DE DIOS

Lo que se ha compartido en estos Talleres, es lo que Dios quiere hacer con nuestras vidas…Que nos remontemos a las alturas como las Águilas, a lo más alto de la montaña… ¿Pero para que? Para poder ver mejor y con claridad lo que esta sucediendo Subir a una montaña significa que hay que prepararse en cambiar nuestra posición, es romper con las rutinas y las circunstancias que nos han sido desfavorables. En Isaías 40.31 dice: Todas hemos puesto atención a esta palabra, pero pocas comprenden el contexto del proceso del rey Ezequías.

Veamos el contexto histórico: El rey Ezequías era uno de los líderes mas solidos de Judá Asiria había derrotado a Israel y el imperio pagano estaba empeñado en destruir a la Nación de Ezequías y en acto de fe este rey imploró al Señor por ayuda. La Biblia dice que Dios respondió enviando a un ángel que mató a 185.000 soldados Asirios en un solo día II R 19.35 otro pasaje nos muestra que Dios lo libró de una enfermedad mortal y le dio 15 años mas de vida.

Pero algo cambión en este rey Ezequías que lo hizo cometer u error, que lo hizo fracasar y perder su rumbo y quedar sin control, su religión era motivo de burla, se tomaron decisiones basadas en su codicia y no pensaron en el pueblo Y es aquí donde Dios envía a Isaías con palabra de autoridad y claridad para ayudar a restaurar corazones heridos, vidas destruidas y sueños fecundos.

Dios envía a Isaías con Palabra de aliento al rey y a todos los que habían fallecidos que podrían experimentar nuevamente la poderosa presencia de Dios.

En Isaías 40.9 se exhortaba a subir a una montaña alta…Quizás el cansancio o la enfermedad o el fracaso es tan doloroso que ya no esperamos escuchar buenas noticias sin embargo una respuesta se proclama desde la montaña y es AQUÍ ESTA TU DIOS El profeta Isaías nos recuerda que el Padre siempre esta presente en los momento mas críticos y difíciles no importa lo difíciles que sean tenemos buena muestra idad, cambiar activs noticias que Dios esta cerca. Subir a la montaña significa e implica una acción, no podemos quedarnos a los pies de la montaña, quejándonos y lamentándonos. Subir significa cambiar mi pasividad en actividad, cambiar nuestra posición de pollo que picotea el suelo Águila que se remonta a las alturas.

Cuando tenemos problemas o circunstancias desfavorables, perdemos nuestra objetividad y bajamos la mirada como pollo y es por eso que la vista que de un lugar elevado restaura una perspectiva clara beneficio de experimentar la presencia de Dios en las alturas, el salmo 121.1 dice ALZARE MIS OJOS A LOS MONTES ¿de donde vendrá mi socorro? Mi socorro viene de JHV que hizo los cielos y la tierra.

En Isaías 40.9 nos dice SUBETE A UN MONTE ALTO pero también nos da un mandato LEVANTA FUERTEMENTE TU VOZ Alza con fuerza tu voz para sobreponernos al fracaso debemos cambiar nuestro vocabulario, nuestra palabras son poderosa que pueden construir o destruir un espíritu. En Proverbios 15.15 dice LOS DIAS DEL AFLIGIDO (los quejones) SON DIFICILES MAS EL CORAZON CONTENTO TIENE UN BANQUETE CONTINUO. Las palabras tiene el poder de construir o destruir al espíritu, es por eso que la Biblia dice que el poder de la vida y de la muerte esta en nuestra boca. Las palabras tiene el poder de cambiar el “como” nos sentimos, para elevar la voz con potencia y así aceptar el desafío que nos hace el Señor de SUBIR AL MONTAÑA. Pero no solo debemos subir, no solo debemos elevar nuestras voces sino que en Isaías 40.26 se nos dice que debemos levantar nuestros ojos a lo alto LEVANTAD EN ALTO VUESTROS OJOS, MIRAD QUIEN CREO ESTAS COSAS ¿Quién ha creado estas cosas? El que ordena la multitud de estrellas una por una, tenemos tendencia a enfocarnos exclusivamente en nosotros mismos, cuando atravesamos tiempos difíciles, pero el profeta Isaías nos recuerda que Dios tiene el control de todo en Isaías 40.8 dice MAS LA PALABRA DE DIOS PERMANECE PARA SIEMPRE lo que Dios te ha prometido lo cumplirá.


CONCLUSIÓN
Y por ultimo en Isaías 40.31 es una invitación a confiar en el poder de Dios, no en nuestras fuerzas. Este verso nos revela la clave de elevarse con los santos, para liberarse de la esclavitud y del fracaso. Es el tiempo de levantar alas como las águilas. Es el tiempo de subir a la montaña. Es tiempo de alzar la voz. Es tiempo de mirar al cielo con ojos limpio.



LEVANTA ALAS COMO LAS ÁGUILAS

“…pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán”

Isaías 40:31: En la vida todos tenemos momentos de buenos y momentos malos, periodos de bendición continua, así como periodos de desiertos o crisis que parecen que nunca desaparecerán. Pero en medio de todo eso, lo lindo del caminar cristiano es que estamos protegidos en todo tiempo y que al depositar nuestra confianza y esperar en el Señor, El siempre renovara nuestras fuerzas. Y es que así es el Señor, un Dios que renueva diariamente nuestras fuerzas, nosotros por si solos somos débiles y orientados a hacer el mal, pero bajo la cobertura divina el panorama cambia, porque Él es quien nos levanta y nos da nuevas fuerzas para enfrentar la vida.

Hoy quizá sea un día de esos, en los que al analizar el panorama parece que todo pinta mal, parece que todo está en contra, quizá las fuerzas de a poco se te acaban y la esperanza se va desfigurando de tu mente y tu corazón. Pero es en esos momentos en los cuales Dios entra en acción, en los cuales renueva tus fuerzas y te da un nuevo animo, porque cuando te llamo, te llamo para cuidarte, para protegerte, para ser el Dueño y Señor de tu vida, por tal razón nunca te dejara solo, no permitirá que te rindas, porque en medio de esos sentimientos de impotencia, El vendrá y te renovara, y es allí en donde levantaras alas como las águilas. Volaras alto sobre todo aquello que puede ser una amenaza para tu vida, pues cuando el Señor renueva tus fuerzas tus alas se abren y comienzas a volar, a ver que el panorama que pintaba feo, se convierte en miniatura, y es que en las alturas todo se ve pequeño.

Es hora de rendirnos delante de su presencia y permitir que renueve nuestras fuerzas y entonces extendamos nuestras alas y volemos sobre todo aquello que sobre tierra nos parece inmenso, enorme, grande y hasta temible, pero que en las alturas del Señor TODO parece inofensivo y aquello que parecía gigante se convierte en miniatura. Permitamos que nuestras alas se extiendan y que el Señor nos de dirección, que El pueda dirigirnos en nuestro vuelo y podamos sobrevolar todo aquello que humanamente parece duro o difícil y hasta casi imposible, y que mientras volemos, podamos entender que a su lado nada es duro, ni difícil y peor imposible, pues El hace que las cosas imposibles sean posibles y que lo difícil se convierta en fácil.

Hoy Dios quiere renovar tu vida, no permitas que el cansancio te derribe, no permitas que los comentarios negativos dañen tus alas, no permitas que las ideas que el enemigo quiere muchas veces introducir en tu mente te eviten creer que eres un águila de Dios. Levántate, ponte en pie, extiende tus alas y comienza el vuelo junto al Señor, pues junto a Él todo parece insignificante, solo permite que pueda renovarte. 



LEVANTEMOS NUESTRAS ALAS DE ÁGUILA Y VOLEMOS AL LADO DEL SEÑOR EN SUS ALTURAS
Jehová en las alturas es más poderoso que el estruendo de las muchas aguas, más que las recias ondas del mar. Como las águilas

Isaías 40:31: Pero los que esperan en Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantaran alas como las águilas; correrán, y no se cansaran; caminaran, y no se fatigaran.

Por muchos siglos se ha considerado a las águilas como símbolos y emblemas de poder, valor, y excelencia. Entre las más conocidas están el águila real; el águila dorada que es símbolo de México, de ahí está el águila calva, se llama de esa manera por su plumaje blanco en la cabeza y en su cola, este es un emblema adoptado por los Estados Unidos. El águila dorada es la más veloz de todas, ya que puede alcanzar en vuelo velocidades de 320 kilómetros por hora y en picada 350 kilómetros causando un impacto como de una bala. El águila puede tener una longitud de 1.90 a 2.5 metros y de largo 75 a 90 centímetros.

I. Los que esperan en Jehová tendrán nuevas fuerzas.

A. Dios da fuerzas al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ninguna. Is. 40:29-30. B. la Palabra del señor dice que los jóvenes se fatigan y flaquean y caen; el consejo de Dios es que perseveremos para obtener nuevas fuerzas que solamente tendremos cuando nuestra esperanza está en Jehová. C. El águila busca las alturas. Vuela a 1800 metros sobre el nivel del mar; se quita toda molestia remontándose sobre los aires.

II. El águila construye su nido aprox- a 3.000 metros de altura. Job 39:27-28.

El nido mide 3 metros de profundidad y 2 de ancho. Deut. 32:11. Un nido midió 6 metros de profundidad y 3 metros de ancho. Su nido es permanente el cual cuida, mantiene y renueva constantemente agregando nuevas ramas a su textura. En el nido instruye a sus aguiluchos, hasta que pueden volar. A. El buitre hace su nido en arboles secos y de baja altura, se come la carroña del suelo, son aves de rapiña y vagas. El buitre le gusta estar abajo. Al águila le gusta la altura, estar arriba. El cristiano se deleita en las cosas de arriba y no en las de abajo. Col. 3:1-4. B. El Buitre representa ala mujer carnal, a todo aquel que no depende de Jesucristo. Dios no quiere que vivamos como el buitre comiéndose la carroña del mundo C. El águila representa ala mujer Espiritual. Éxodo 19:4-5; Deut. 32:11. El águila no es una ave como el buitre, se mueve sola o en pareja, los buitres se mueven en grupos. El creyente no se mueve con los muchos del mundo, sino con los pocos de Dios. Is. 40:31.

III. Las águilas son monógamas.

Solo la muerte los separa de su pareja. Su hogar es importante para ellos, allí han de nacer sus aguiluchos y serán instruidos. En su nido no tienen relaciones con ninguna otra águila. Nosotras como águilas también somos monógamas, tenemos solo una pareja Jesucristo. A. El gallo tiene ojos para todas las gallinas, y las gallinas se pelean por el mismo gallo. Las águilas solo tienen ojos para su pareja, su instinto les lleva a esa unión de por vida. El amor de águila no cree en separación ni divorcios. B. El cuidado del águila. El Sal 103:5b dice: "de modo que te rejuvenezcas como el águila". El águila a temprana hora de la mañana limpia con el pico su plumaje y lo acondiciona para las tareas diarias del día, elimina todo insecto o partícula que se le haya adherido durante el día o la noche. El creyente águila a diario se hace un examen de conciencia espiritual, y se limpia con la sangre de Jesucristo de todas las cosas que a Dios no le agradan y que no deben formar parte de su vida espiritual. Repasa el día vivido para ver si en algo pecó, par volar alto debe estar limpio de todas las impurezas del pecado. C. La renovación del águila. Cuando el águila se está poniendo vieja pierde su fuerza, ya no puede volar a su nido y sabe que ahí abajo corre peligro, se esfuerza por volar y una vez estando en su nido, sierra su pico y no come nada después golpea sus alas sobre una roca para que todas sus plumas viejas se caigan en un proceso doloroso, el poder de su pico también lo ha perdido y debe renovarlo; el águila se va en contra de una piedra para golpear su pico en ella para que se le caiga toda la corteza vieja que rodea su pico y así obtener nuevo poder para desgarrar y aniquilar su presa. Después de todo ese proceso el águila puede volar. D. El cristiano renueva su relación con Dios. Debe romper sus malos hábitos que no le permiten volar, debe quitarse su viejo plumaje, romper su pico en la roca, renovándolo con la lectura de la Palabra y recibir esa nueva unción, la renovación del águila es tipo de una nueva unción.

Conclusión:

Te invito a que renueves tus fuerzas como el águila, no te quedes abajo. Recibe una nueva unción por medio de la búsqueda en Dios, has un nuevo pacto con él y no te rindas sigue adelante. Que Dios te bendiga. 

LO MÁS VISTO