Celebración Domingo 02 De Noviembre De 2014. CEIM-Quillota

ISAIAS. 10:27  Acontecerá en aquel tiempo que su carga sera quitada de su hombro, y el yugo se pudrirá a causa de  la  unción.-


El domingo 02 de octubre de 2014, en la sede de CEIM-Quillota, se vivió una celebración bendecida, con abundante gozo y fraternidad. Desde las alabanzas hasta la oración final, cada elemento fue una instancia de bendición de parte de Dios para su pueblo.



En esta oportunidad la prédica fue compartida por nuestro Hno. David  Codecedo  Ulloa , y el mensaje centra fue:

Salmo 25.3 y 4
“Ciertamente ninguno de cuantos esperan en ti será confundido; Seran avergonzados los que se rebelan sin causa.
Muéstrame, oh Jehová, tus caminos; Enséñame tus sendas.”


El ser humano por lo general no posee la capacidad de esperar, la paciencia se agota y se quiere obtener las cosas de manera instantánea, pero todo lo contrario sucede con aquel que es hijo de Dios, este sabe que esperando en él no será confundido ni tampoco avergonzado, ya que Dios como Padre jamás va a querer que sus hijos sean humillados.
Cuando se sale de esta cobertura que el Padre provee para sus hijos no se puede esperar tener los mismos beneficios, sin duda si no se espera o se es impaciente se entrara en confusión y no habrá quien nos cuide para no ser avergonzados.
Cuando se entra en el conocimiento de Dios se puede ver lo que otros no y son capaces de ver, se puede ver sus caminos.
Además se puede entender la dimensión desconocida de Dios, al entrar en ella pasamos a ser desconocidos para este mundo.
Ser aprobados por Dios y rechazados por el mundo nos da autoridad.


Cada celebración en CEIM-Quillota ha resultado en testimonios de gratitud, sanidad, restauración, de las cuales le invitamos para que sea partícipe de las bendiciones de Dios. Le invitamos a nombre cordialmente a acompañarnos en nuestra sede ubicada en Zorobabel Rodríguez N°1615, Población San Martín, Quillota. Le esperamos.







LO MÁS VISTO