DIOS VIENE EN BUSCA DE FRUTOS . Celebracion Domingo 15 de Noviembre de 2014 .- CEIM-Quillota

GALATAS 5:22-23

“Más el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza, contra tales cosas no hay ley.”


El domingo 15 de noviembre de 2014, en la sede de CEIM-Quillota, se vivió una celebración bendecida, con abundante gozo y fraternidad. Desde las alabanzas hasta la oración final, cada elemento fue una instancia de bendición de parte de Dios para su pueblo.


En esta oportunidad la prédica fue compartida por nuestro Pastor Eduardo Tapia  , y el mensaje central fue :  


Debe existir un anhelo por el fruto del Espíritu.
Si no se ha tenido el fruto del Espíritu es necesario averiguar cómo obtenerlo, ya que Dios viene en busca de este fruto.
Por naturaleza el árbol da fruto, muy por el contrario el árbol de pascua al cual le colocan frutos para adornarlo, es por ello que Dios no coloca el fruto en ser humano, sino que produce el escenario para que este fruto surja desde el interior.
El fruto del Espíritu es la expresión visible del poder invisible de Dios.




Juan 15.1-8
  Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador.Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto.Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado.Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí.Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.El que en mí no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden.Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho.En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos.

El ser humano en ocasiones llega al extremo de relajarse y por ende no se preocupa si da fruto o no, pero si se está y se permanece en la vid necesariamente va haber fruto.

Se debe tener en cuenta que el dar fruto NO es una opción.

Cada celebración en CEIM-Quillota ha resultado en testimonios de gratitud, sanidad, restauración, de las cuales le invitamos para que sea partícipe de las bendiciones de Dios. Le invitamos a nombre cordialmente a acompañarnos en nuestra sede ubicada en Zorobabel Rodríguez N°1615, Población San Martín, Quillota. Le esperamos.





LO MÁS VISTO