Celebracion Domingo 14 de Diciembre de 2014 . CEIM-Limache

Lucas  17:11-19
11 Y aconteció que yendo él á Jerusalén, pasaba por medio de Samaria y de Galilea. 12 Y entrando en una aldea, le salieron al encuentro diez hombres leprosos, los cuales se pararon de lejos, 13 Y alzaron la voz, diciendo: ¡Jesús, Maestro, ten misericordia de nosotros! 14 Y cuando  él los vio, les dijo: Id, mostraos a los sacerdotes. Y aconteció, que yendo ellos, fueron limpios. 15Entonces uno de ellos, como se vio que estaba limpio, volvió, glorificando a Dios á gran voz; 16 Y derribóse sobre el rostro á sus pies, dándole gracias: y éste era Samaritano. 17 Y respondiendo Jesús, dijo: ¿No son diez los que fueron limpios? ¿Y los nueve dónde están? 18 ¿No hubo quien volviese y diese gloria á Dios sino este extranjero? 19 Y le dijo: Levántate, vete; tu fe te ha salvado

El domingo 14  de diciembre de 2014, en la sede de CEIM-Limache, se vivió una celebración bendecida, con abundante gozo y fraternidad. Desde las alabanzas hasta la oración final, cada elemento fue una instancia de bendición de parte de Dios para su pueblo.

En esta oportunidad la prédica fue compartida por nuestro Pastor Oscar Valencia y el mensaje  central fue:

Que éramos  antes que  cristo  provocara un cambio en nuestra  vida, si él  nos cambió si él nos liberó hoy en día es  solamente gracias a su amor , gracias a su  misericordia que nos pudo alcanzar hay que ser agradecidos de aquello , los  leprosos estaban allí , la única compañía que tenían  eran otros leprosos, es hay  el ambiente de los leprosos, nadie quiere estar con ellos, cuántas veces hemos rechazado a alguien que está en pésimo estado, no diga , “no yo no lo rechazo “ lo hemos hecho, aunque hay veces que si hemos sido misericordiosos , le hemos abrazado y le hemos dicho Jesús te ama  y podemos conocer a veces incluso  sus  historias, porque no nacieron alcohólicos no nacieron drogadictos los leprosos  que estaban ahí  , no siempre fueron leprosos  m estaban allí porque algo les paso en la vida , no fue de la noche a  la mañana , fue porque  algo paso  en  sus vidas, mientras estaban  los leprosos  ha
y , ellos  vieron , ellos conocieron que el que venía caminando  era el maestro, comenzaron a observar que el que venía era muy distinto a los demás que pasaban  por , porque quizás  hace mucho que no pasaba nadie por ahí, se pasaban  el dato de uno a otro  , no ´pasen por ahí porque están  los leprosos , quizás ese camino era conocido como el camino de los leprosos, tal vez hace mucho  tiempo  que no veían a alguien , peor cuando  lo vieron  , quizás no era la ropa distinta , era el impacto  que el provocaba en la atmosfera,   quizás la  atmosfera del leproso era de tristeza de depresión  de amargura  de quebranto , porque así  es todo aquel que no tiene a  cristo en su  vida, se siente el dolor se  siente la a


margura, pero cuando  cristo  aparece , la atmosfera cambia , uno dice que es esto, quien está provocando  esto , era el  cristo  de la gloria que estaba  llegando  a ese lugar a un ambiente de tristeza a  un  ambiente de dolor, era necesario que Jesús  pasara por ese  lugar , hay ellos ven una oportunidad para ser sanados
Y los  que clamaron por misericordia, sabían que solo Jesús   los podía sanar, es importante  poder entender cuando Jesús está pasando por un lugar y la atmosfera comienza a cambiar, y lo sentimos , cuando él  está en casa, ellos comprendieron que el que venía pasando  no era cualquiera, era alguien distinto, ellos se dieron  cuenta de quién era , en medio de su  conversación , decían yo lo vi sanar antes de ser leproso,  comenzaron a clamar   Jesús  hijo  de David ten misericordia de nosotros
Muchas veces hay áreas en  nuestras  vidas , que aunque  llevamos en silencio, son áreas que claman por dentro  , áreas que necesitan  sanidad, áreas  que  necesitamos cambiar , y comenzamos a  preguntarnos como .. como podemos cambiarlas, sino  podemos ir a la farmacia y decir deme una pastilla para sacar  el  dolor, deme una pastilla  para la paz , no está esa pastilla  en la  farmacia,  pero si  está el cristo de  la gloria, el pasa por un lugar , él te da libertad , él te da esperanza, él lo cambia todo , ellos dijeron esta , esta es nuestra oportunidad, no la podemos dejar pasar  , es el señor el que va pasando
El único  que podía certificar que un leproso  estaba sano era el sacerdote, él le daba la venia para poder volver a la ciudad, volver con su familia, Jesús  les dice, id y mostraos al sacerdote, mostraos que estáis limpios, Jesús  solo les soltó  una palabra, y ellos debían solo  obedecer.
Él nos da la palabra pero muchas veces  no obedecemos, mientras que si  obedecemos a su  palabra él nos  ira limpiando, debemos avanzar aunque nuestra mente diga que es  imposible, por fe  debemos hacerlo,  Dios es el  que abre las puertas para nosotros, mientras  vamos hacia donde él nos  envía

Mientras los  leprosos iban con el  sacerdote, ellos creyeron en su  sanación ,  y mientras caminaban ocurrió su milagro, uno de los leprosos, viendo que fue sanado se devolvió a glorificar  a Dios ,  a veces , solo  buscamos el milagro ,  pero  cuando  se nos da , no somos agradecidos, se nos  olvida  que nos hicieron un favor, que nos dieron ayuda  

Cada celebración en CEIM-Limache ha resultado en testimonios de gratitud, sanidad, restauración, de las cuales le invitamos para que sea partícipe de las bendiciones de Dios. Le invitamos a nombre cordialmente a acompañarnos en nuestra sede ubicada en Avenida  Urmeneta 403 limache.-


LO MÁS VISTO