Pacto de Quebranto. Celebracion Domingo 04 de Enero de 2015 CEIM-QUILLOTA


2°corintios 4:7
Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de dios, y no de nosotros

El domingo 04 de enero de 2015, en la sede de CEIM-Quillota, se vivió una celebración bendecida, con abundante gozo y fraternidad. Desde las alabanzas hasta la oración final, cada elemento fue una instancia de bendición de parte de Dios para su pueblo.

En esta oportunidad la prédica fue compartida por nuestro Obispo Justo Codocedo Ávila, y el mensaje central fue:

Dentro de la iglesia aún no existe la convicción del llamamiento de Cristo, no está en las cualidades, en cómo se siente o como se ve el ser humano sino que en como Dios lo ha visto.
En ocasiones las personas no tienen la claridad de quienes son.

Cuando Dios llamó al ser humano fue para depositar un tesoro en él.
Dios ha constituido al hombre como vaso de honra y no como tarro de basura y este vaso de honra es de barro.

El hombre es el polvo y junto al Espíritu Santo (agua) es hecho barro, el cual más adelante es transformado por Dios en vasos de honra.

Cuando el hombre es barro su debilidad se vuelve una fortaleza, pero muy por el contrario es cuando el hombre es polvo, ya que en ese momento su debilidad se vuelve algo peligroso para su propia vida.

Dios ha depositado en nosotros el poder del Espíritu Santo, así como también su fruto (amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza)

El hombre a menudo le da más valor a la presentación o apariencia del barro que al contenido que este puede tener.
El barro no es eterno pero sí el contenido del vaso.

 Cada celebración en CEIM-Quillota ha resultado en testimonios de gratitud, sanidad, restauración, de las cuales le invitamos para que sea partícipe de las bendiciones de Dios. Le invitamos a nombre cordialmente a acompañarnos en nuestra sede ubicada en Zorobabel Rodríguez N°1615, Población San Martín, Quillota. Le esperamos.


LO MÁS VISTO