El Gozo.- Celebracion Domingo 15 de Febrero de 2015 CEIM-Quillota

Gálatas 5: 22 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe.

El domingo  15 de febrero 2015, en la sede de CEIM-Quillota, se vivió una celebración bendecida, con abundante gozo y fraternidad. Desde las alabanzas hasta la oración final, cada elemento fue una instancia de bendición de parte de Dios para su pueblo.
En esta oportunidad la prédica fue compartida por nuestro pastor  Eduardo Tapia,  y el mensaje central fue:
La palabra de Dios produce gozo al escucharla, puesto que Dios es un Dios de gozo.
En el momento en que el hombre se arrepiente de sus pecados y reconoce a Jesús como su único y suficiente salvador, Dios se goza.
Se debe tener en cuenta que es necesario alimentar el gozo existente en el interior de cada persona, esto solo se logra con la intimidad con Dios.
Dios no quiere que en el hombre hayan gozos pasajeros, sino que existan gozos constantes, Dios es quien fortalece el gozo.

Santiago 1: 2 Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas,
Si el ser humano logra vencer la adversidad, como consecuencia, el gozo que hay dentro de él va a aumentar.

Hebreos 12:2 puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.

En Jesús había gozo, puesto que vio a los hijos de Dios reunidos en la casa del padre como un solo pueblo.
¿El gozo puede perderse?
Claro que sí, si el hombre descuida su gozo lo puede perder, ya que cuando no se cuida algo que se tiene es muy probable que este se pierda.
Si un hijo de Dios no tiene ni mantiene una relación con Dios, el gozo se pierde.

Salmo 32: Bienaventurado aquel cuya transgresión ha sido perdonada, y cubierto su pecado.2 Bienaventurado el hombre a quien Jehová no culpa de iniquidad,
Y en cuyo espíritu no hay engaño3 Mientras callé, se envejecieron mis huesos
En mi gemir todo el día.4 Porque de día y de noche se agravó sobre mí tu mano;
Se volvió mi verdor en sequedades de verano. Selah5 Mi pecado te declaré, y no encubrí mi iniquidad. Dije: Confesaré mis transgresiones a Jehová;
Y tú perdonaste la maldad de mi pecado. Selah6 Por esto orará a ti todo santo en el tiempo en que puedas ser hallado; Ciertamente en la inundación de muchas aguas no llegarán éstas a él.7 Tú eres mi refugio; me guardarás de la angustia;
Con cánticos de liberación me rodearás. Selah


Dios llamo a los hombres para que fuesen un  pueblo de gozo.
Si en el ser humano deja de existir la preocupación por el prójimo es porque ha perdido el gozo de su salvación.

Salmo 51: Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu misericordia;
Conforme a la multitud de tus piedades borra mis rebeliones.
2 Lávame más y más de mi maldad, Y límpiame de mi pecado.
3 Porque yo reconozco mis rebeliones, Y mi pecado está siempre delante de mí. 4 Contra ti, contra ti solo he pecado, Y he hecho lo malo delante de tus ojo

 
s; Para que seas reconocido justo en tu palabra, Y tenido por puro en tu juicio.5 He aquí, en maldad he sido formado, Y en pecado me concibió mi madre.6 He aquí, tú amas la verdad en lo íntimo, Y en lo secreto me has hecho comprender sabiduría.7 Purifícame con hisopo, y seré limpio; Lávame, y seré más blanco que la nieve.8 Hazme oír gozo y alegría, Y se recrearán los huesos que has abatido. 9 Esconde tu rostro de mis pecados, Y borra todas mis maldades. 10 Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, Y renueva un espíritu recto dentro de mí.11 No me eches de delante de ti, Y no quites de mí tu santo Espíritu. 12 Vuélveme el gozo de tu salvación, Y espíritu noble me sustente.

Así como el gozo se pierde puede ser recuperado, es tiempo de recuperar el GOZO.


Cada celebración en CEIM-Quillota ha resultado en testimonios de gratitud, sanidad, restauración, de las cuales le invitamos para que sea partícipe de las bendiciones de Dios. Le invitamos a nombre cordialmente a acompañarnos en nuestra sede ubicada en Zorobabel Rodríguez N°1615, Población San Martín, Quillota. Le esperamos.

LO MÁS VISTO