Volviendo A Casa.- Celebracion Domingo 08 de febrero de 2015 .- CEIM-LIMACHE

 Lucas 15: 12 y el menor de ellos
dijo a su padre: Padre, dame la parte de los bienes que me corresponde; y les
repartió los bienes.13 No muchos días después,
juntándolo todo el hijo menor, se fue lejos a una provincia apartada; y allí
desperdició sus bienes viviendo perdidamente.14 Y cuando todo lo hubo
malgastado, vino una gran hambre en aquella provincia, y comenzó a faltarle.15 Y fue y se arrimó a
uno de los ciudadanos de aquella tierra, el cual le envió a su hacienda para
que apacentase cerdos.16 Y deseaba llenar su vientre de
las algarrobas que comían los cerdos, pero nadie le daba.17 Y volviendo en sí,
dijo: !!Cuántos jornaleros en casa de mi padre tienen abundancia de pan, y yo
aquí perezco de hambre!18 Me levantaré e iré a mi padre, y
le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti.19 Ya no soy digno de
ser llamado tu hijo; hazme como a uno de tus jornaleros.20 Y levantándose, vino
a su padre. Y cuando aún estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido a
misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le besó.21 Y el hijo le dijo:
Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no soy digno de ser llamado
tu hijo.22 Pero el padre dijo a sus siervos:
Sacad el mejor vestido, y vestidle; y poned un anillo en su mano, y calzado en
sus pies.23 Y traed el becerro gordo y
matadlo, y comamos y hagamos fiesta;24 porque este mi hijo
muerto era, y ha revivido; se había perdido, y es hallado. Y comenzaron a
regocijarse.

El domingo  08 de febrero 2015, en la sede de CEIM-Limache, se vivió una celebración bendecida, con abundante gozo y fraternidad. Desde las alabanzas hasta la oración final, cada elemento fue una instancia de bendición de parte de Dios para su pueblo.  En esta oportunidad la prédica fue compartida por nuestro pastor  Oscar  Valencia,  y el mensaje central fue:

Las circunstancias de la vida nos llevan a vivir muchas cosas algunas de ellas porque nosotros las provocamos y solo son provocadas...
Hijo menor 
Nunca se espera que el hijo menor sea quien pida la herencia y aún más estando con vida su padre, quería independizarse no más reglas talvez, ya se creía lo suficientemente fuerte para estar solo.-
Aquí se ve la falta de respeto del hijo menor hacia su padre...

Lejos del padre 
Lo junto todo, se fue lejos, más las consecuencias son evidentes desperdicio todo viviendo perdidamente, ¿sabemos apreciar la casa del padre?..
Se fue lejos porque nadie cercano compraría esas tierras pero fue a venderlas lejos pero al venderlas lejos perdía el poder de redimir las tierras...

Comenzó a faltarle, nunca antes le había faltado
Lejos de la casa del padre solo hay una cosa, miseria...

Toco fondo, apacentar cerdo para un judío era lo más vil lo ultimo los cerdos eran considerado inmundos...
La pérdida de la razón, comió la comida de los cerdos, eso las personas que eran muy pobres comían estos alimentos era lo último, c
ambio el pan de casa, por comida de cerdos.
Volviendo en sí, vio su condición actual y recordó en casa de papa hay abundancia...

Vuelve al padre hoy, hay momentos donde debemos reflexionar
Y reconocer por duro que sea nuestra condición de pecado y pedir perdón...

No es solo pensar sino actuar, el amor del padre él es quien corre (para un judío que un padre corriera a abrazar a un hijo y echarse sobre su cuello era señal de humillación)
No importa la humillación porque él le ama, Ama a su hijo...

Buscando perdón, reconoce su error pide perdón, el solo hecho de estar bajo techo en casa del padre ya era una bendición aunque dejara se ser hijo...

Determinación de un padre, solo un padre sabe qué hacer con un hijo necesitamos ser padres
-Cambio sus vestidos vestidos de tristeza a de alegría
- anillo: es autoridad... el padre dice tus eres mi hijo siempre lo serás...
Calzado: los sirvientes andaban descalzos...

Hay fiesta cuando volvemos a la casa del padre donde nunca debíamos haber salido.
Es tiempo de volverse a Dios y si estas en su casa sigue no te rindas lejos de Dios hay miseria cerca de Dios abundancia de pan de palabra de vida...

Cada celebración en CEIM-Limache ha resultado en testimonios de gratitud, sanidad, restauración, de las cuales le invitamos para que sea partícipe de las bendiciones de Dios. Le invitamos a nombre cordialmente a acompañarnos en nuestra sede ubicada en Avenida Urmeneta 403. Limache .-
 Le esperamos.





LO MÁS VISTO