¿QUIERES SER SANO? Celebracion Domingo 12 de Abril de 2015 CEIM-Quillota


Juan 5.1-6
El paralítico de Betesda
 Después de estas cosas había una fiesta de los judíos, y subió Jesús a Jerusalén. Y hay en Jerusalén, cerca de la puerta de las ovejas, un estanque, llamado en hebreo Betesda, el cual tiene cinco pórticos. En éstos yacía una multitud de enfermos, ciegos, cojos y paralíticos, que esperaban el movimiento del agua. Porque un ángel descendía de tiempo en tiempo al estanque, y agitaba el agua; y el que primero descendía al estanque después del movimiento del agua, quedaba sano de cualquier enfermedad que tuviese. Y había allí un hombre que hacía treinta y ocho años que estaba enfermo. Cuando Jesús lo vio acostado, y supo que llevaba ya mucho tiempo así, le dijo: ¿Quieres ser sano? 
  
El  domingo 12  de abril del presente año, en la sede  CEIM-Quillota vivimos  una celebración de victoria  y bendición, donde  el pueblo de gozo, por medio  de alabanzas a nuestro  señor Jesucristo.
En esta  ocasión nuestro  Obispo  Justo  Codocedo Ávila  tuvo la  oportunidad de compartir el mensaje de nuestro  señor Jesucristo hacia nosotros, el cual  fue el siguiente:

Betesda= casa de la misericordia
Dios envió a su hijo Jesús porque pensó en todas las personas, incluyéndome a ti y a mí, lo mismo pasa cuando uno tiene el interés y quiere realizar un regalo, lo hace pensando en el otro, en lo que le gusta o necesita.
Cuando amamos a alguien ya sea familia o amigos, siempre le desearemos lo mejor, sería extraño amar y esperar que algo malo le pasara a aquel que amamos.
En este relato podemos encontrar a un hombre que durante mucho tiempo espero a que le llevasen  al estanque, pero realmente no existía una motivación propia, ya que si hubiese querido ser sanado lo estaría y habría dejado pasar tanto tiempo.
En el podemos encontrar una parálisis emocional, puesto que existía algo que le impedía ser sano, él no hacia lo necesario, aun mas allá de lo que podía, para ser sanado, sino que solo permanecía en su condición.
En este tiempo tienes y tenemos que hacer todo lo posible y aun aquellas cosas que nos cuestan para agradar a Dios y así de esa manera ser sanados.
Jesús conocía a este hombre, conocía su corazón y es por ello que le pregunta si quiere ser sano, Jesús sabía que aquel hombre hasta ese día no había hecho ningún ajuste para obtener la sanidad de parte de Dios, pero lo que le permitió ser sanado fue creer que Jesús lo haría y lo hizo.
Jesús también nos conoce, sabe lo que pensamos, cuales son nuestros sueños, nuestras metas y para poder estar bien y en comunión con él nos hace la siguiente pregunta... ¿QUIERES SER SANO?


En nuestra sede CEIM-Quillota   hemos vividos  celebraciones  llenas de amor, gozo,  y llenas de bendiciones de parte de Dios  para su pueblo. Le invitamos  a  compartir con nosotros  cada celebración y así llenar su  vida  de  bendiciones, nuestra  sede está ubicada en  Zorobabel Rodríguez  #1615, población San Martin  Quillota .. Le  Esperamos!!! 

LO MÁS VISTO