"Sólo dos arboles florecen en esta primavera" Fiesta a la Primavera dia 2, Sabado 27 de Febrero de 2016 CEIM-Quillota


En el marco de una nueva  fiesta en nuestra iglesia  CEIM-Quillota, el día  27 de  febrero  celebramos la  Fiesta a la primavera,  celebrando el comienzo  de  una nueva  etapa para nuestras vidas en Cristo, en la cual nuestro  Obispo Justo  Codocedo, nos impartió el mensaje Siendo el segundo  mensaje compartido el  siguiente :

Génesis 2.9
Y Jehová Dios hizo nacer de la tierra todo árbol delicioso a la vista, y bueno para comer; también el árbol de vida en medio del huerto, y el árbol de la ciencia del bien y del mal.
 
16 Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer;
17 mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.


Génesis 3.4-5

Edén significa delicia, Dios lo creo para que el hombre lo disfrutase, porque Dios quería pasar tiempo con él.
Dios al crear al hombre le dice que de todo árbol podía comer menos de uno, le dio autoridad sobre toda creación.
En ocasiones esperamos que otro tome una decisión diferente y al instante cambiamos de opinión, sabiendo lo que debemos hacer y lo que le agrada a Dios.
¿Era suficiente escuchar la voz de Dios? ¿Necesitamos otra opinión?
Como hijos de Dios no deberíamos buscar otra opinión, la palabra de Dios es suficiente.
Adán y Eva no veían su desnudez a causa del brillo, la presencia de Dios que estaba con ellos, pero al momento de comer de aquel árbol, del cual Dios le dijo que no comiera, perdieron el brillo.
Cuando una persona no tiene la presencia de Dios, no puede manejar la forma en que mira a su prójimo.
Dos árboles han florecido en esta primavera, de los cuales hay uno del que debemos comer y del otro no.
Cuando comemos del árbol equivocado, nos comemos el derecho de ser hijos.

Éxodo 21.6

No podemos impedir que el árbol del mal brote y tampoco podemos impedir el comer, pero debemos escoger el correcto.
Dentro de la iglesia florece el árbol correcto es por ello que quienes asisten se sienten bien.
El espino y el almendro no necesita de ciertas condiciones para poder florecer, el espino lo hace en las cuatro estaciones y el almendro en primavera cuando la tórtola canta.


Les esperamos  cada  semana para una  nueva instancia de  celebración  en nuestra  iglesia  CEIM-Quillota, ubicada en Zorobabel Rodriguez #1615, Quillota

LO MÁS VISTO