DOMINGO 6 DE NOVIEMBRE DE 2016 - QUILLOTA

Este domingo 06 de noviembre Dios nos bendijo con el mensaje a través del Pastor Israel Codocedo Ulloa y nos llevaba a ser perseverantes a través de la vida de David, el centro del mensaje fue el siguiente:
2 Samuel 7:9
“Y he estado contigo en todo cuanto has andado, y delante de ti he destruido a todos tus enemigos, y te he dado nombre grande, como el nombre de los grandes que hay en la tierra.”
Éste es el estado postrero de David al cual nosotros también podemos llegar, pero para eso David tuvo que vivir 5 estaciones para llegar a este postrer estado de bendición:
Primera Estación-> Belén
Para David Belén era el lugar que representa ser fiel en lo pequeño, pues su compañía era el desierto y unas pocas ovejas de su padre. David fue menospreciado en belén, olvidado por su padre y hermanos, pero David nunca dejó de cuidar las ovejas de su padre, mató a un oso y a un león. Fuel fiel.
Segunda Estación-> Gabaa (1 Samuel 16:18-19)
Para David Gabaa representaba el mantenerse humilde, David era un joven que tenía muchas cualidades por las que Saúl quiso tenerlo cerca de él, pero David no podía dejar de volver a sus raíces. David no volvió con soberbia en su corazón jactándose de haber estado con el rey, sino que volvió a apacentar las ovejas de su padre.
Tercera Estación-> Adulam (1 Samuel 22)
Para David Adulam representaba el tiempo de equiparse. Todos lo eligieron a él como líder. David no perdió el tiempo, él ya estaba oliendo lo que Dios tenía para preparado.
Cuarta Estación-> Hebrón (2 Samuel 2:1)
Hebrón representaba para David el consultar a Dios. Pues no hay nada peor que ser exitoso en un lugar donde Dios no te mandó. Cuando hay alguien que considera a Dios en sus decisiones, encuentra respuesta.
Quinta Estación-> Sión (2 Samuel 5:1)
Este fue el cumplimiento total de la promesa. David tuvo que pasar muchos momentos que quizás le hicieron dudar sobre su promesa de ser rey pero lo lógico siempre es ir de menos a más y así fue con David.
Normalmente no somos personas de querer pasar etapas, pero son necesarias para poder llegar al destino final, al postrer estado que Dios quiere para nosotros.
Dios te quiere sano, bendecido, prosperado pero también obediente.
Y por último así como reconocieron el llamado de parte de Dios en David, también la gente va a reconocer cuando hay un llamado en usted.
¡¡¡Dios le bendiga!!!

Acontinuaciòn les mostramos algunas fotografias, para ver mas les invitamos a revisar nuestro facebook CEIM-CHILE

LO MÁS VISTO