FIESTA DE LA ARADA 2016 - QUILLOTA

Este fin de semana en CEIM celebramos “La fiesta de la arada” fue un tiempo donde Dios nos bendijo mucho, fueron tres días llenos de revelación.

Viernes 28, primer día de nuestra celebración compartió el mensaje la pastora Teamar Ulloa Marín y nos llevó a Isaías 28
23 Estad atentos, y oíd mi voz; atended, y oíd mi dicho. 24 El que ara para sembrar, ¿arará todo el día? ¿Romperá y quebrará los terrones de la tierra?
Nos hablaba de lo importante que es al momento de arar el sacar los terrones de la tierra para tener un terreno apto para recibir la semilla. Así mismo con nuestro corazón, es necesario preparar nuestro corazón y sacar todo lo que impida que nuestro corazón reciba lo que Dios nos quiere entregar. También comprendimos que no son todas las semillas iguales, que cada semilla necesita tiempos distintos para crecer, distinta cantidad de agua y distinta cantidad de luz, todos somos distintos y Dios le va a dar a cada siembra lo que necesita.

Sábado 29, segundo día de nuestra celebración compartió el mensaje el pastor Israel Codocedo Ulloa.
1 Corintios 9:10
“…porque con esperanza debe arar el que ara, y el que trilla, con esperanza de recibir del fruto.”
El objetivo principal de este mensaje era entender que una vez que creemos en Dios debemos SOLO VANZAR y no volver cada cierto tiempo atrás para “abrazar el pasado” .
El hombre es engañado haciéndole pensar que “todo tiempo pasado fue mejor” pero eso es falso, muy por el contrario, con Cristo LO MEJOR ESTA POR VENIR
Y esta predicación termino haciendo énfasis que nosotros no somos lo que ponemos las semillas, ni tampocos somos los que damos el crecimiento, sino que Dios es el que se encarga de eso y nosotros solo debemos PREPARAR LA TIERRA para recibir la semilla
2 Corintios 9:10
10 Y el que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia,

Domingo 30, tercer y último día de nuestra celebración compartió el mensaje el pastor Justo Codocedo Ávila y nos hablaba de que llegó “el tiempo de terminar el barbecho” y este es el tiempo donde se deja crecer toda la hierba , todo lo que se ha plantado, el tiempo donde no se hace nada.
Debe haber un tiempo en el que debemos detenernos y meditar: ¿Qué es lo que queremos sembrar?
Oseas 10:12-13
12 Sembrad para vosotros en justicia, segad para vosotros en misericordia; haced para vosotros barbecho; porque es el tiempo de buscar a Jehová, hasta que venga y os enseñe justicia.
13 Habéis arado impiedad, y segasteis iniquidad; comeréis fruto de mentira, porque confiaste en tu camino y en la multitud de tus valientes.
No se planta algo que no se va a consumir una vez cosechado, y debemos tomar conciencia que si siembro para la carne cosecharé corrupción o si siembro para el espíritu cosecharé vida eterna.

Fueron jornadas llenas de palabra y quebrantamiento, Dios como siempre nos bendijo a través de sus siervos.

A continuaciòn les mostramos algunas fotografias, para ver mas les inivtamos a revisar nuestro facebook CEIM-CHILE.

LO MÁS VISTO