PREDICACION DOMINGO 18 DE DICIEMBRE DE 2016- CEIM QUILLOTA

Este domingo Dios refrescó nuestro corazón con su palabra a través de la pastora Teamar Ulloa, el mensaje comenzaba con la siguiente pregunta:
¿Qué es la paz perfecta en su vida?
Hace mucho tiempo hubo un rey que hizo un concurso para artistas que pintaran el cuadro que representara la paz perfecta. Muchos participaron, pero solo había dos cuadros que realmente le gustaron pero tenía que escoger.
La primera era un lago muy tranquilo donde se reflejaba perfectamente las montañas que lo rodeaban y el cielo azul con tenues nubes blancas. Era un cuadro ganador para muchos.
La segunda pintura tenía montañas por donde parecía salir impetuosamente un torrente de agua, sobre ellas un cielo furioso, lluvioso con rayos y truenos. Esto no era para nada pacífico. Pero había algo que el rey vio y que capturó su corazón detrás de la cascada había un arbusto creciendo desde una roca, donde había un nido y en medio había un pajarito sentado plácidamente.
El rey eligió esta pintura, ¿Por qué? Paz no significa estar en un lugar sin ruidos, sin problemas, sin trabajo duro o sin dolor. Paz significa que pesar de estar en medio de todas estas, permanezcamos tranquilos dentro de nuestro corazón. ESTE ES EL SIGNIFICADO DE LA VERDADERA PAZ.
Cuando estamos en dificultades lo primero que hacemos es arrancarnos, escondernos, nos apagamos, cuando lo que Dios quiere es darnos paz y hacernos descansar.
¿Cómo podemos alcanzar ese Shalom de Dios?
“Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.” Fil. 4:6
Dios debe conocer nuestros anhelos y peticiones. Alcanzar la paz que Dios quiere es la conexión directa hacia Dios. Lo peor que nos puede suceder es que alguien nos robe la paz.
Cuando Jesús y sus discípulos estaban en la barca en medio de la tormenta, los discípulos estaban tan concentrados en lo que sucedía que no se dieron cuenta que Jesús estaba con él, que el maestro estaba ahí.
Gedeón se preguntaba ¿Si Dios está con nosotros porque nos pasa esto? (Jueces6:13) Pero ¿Qué tenemos de especial que no nos pueden pasar cosas, que no podemos tener problemas?
LA verdad es que no tenemos nada de especial. Gedeón reaccionó y Dios dijo ¡Paz a ti!
Perdemos muy rápido la paz porque fundamos nuestra paz en las cosas terrenales.
Podemos reconocer la paz de Dios cuando hay un sosiego espiritual que nos mantiene en calma aún en la tempestad.

Shalom

Acontinuaciòn les mostramos algunas fotografias de este domingo, para ver mas les invitamos a revisar nuestro facebook CEIM-CHILE

LO MÁS VISTO