PREDICACION DOMINGO 25 DE DICIEMBRE DE 2016- CEIM QUILLOTA

Este domingo fuimos impactados por la palabra a través del Obispo Justo Codocedo.
El mensaje fue el siguiente:
Marcos 2:21-23 “21 Nadie pone remiendo de paño nuevo en vestido viejo; de otra manera, el mismo remiendo nuevo tira de lo viejo, y se hace peor la rotura.22 Y nadie echa vino nuevo en odres viejos; de otra manera, el vino nuevo rompe los odres, y el vino se derrama, y los odres se pierden; pero el vino nuevo en odres nuevos se ha de echar.”
La palabra nos enseña que lo nuevo rompe lo viejo, que lo nuevo no se pierde, lo nuevo tira, jala y rompe lo viejo.
El paño viejo representa nuestra cultura, filosofía, costumbres, pensamientos y métodos.
Con estos versos podemos entender que Dios nos toca y nos hace de nuevo, Dios no nos parcha sino que nos hace otra vez. Dios hace todo nuevo.
David en el salmo 51 dice: “ten piedad de mí, conforme a tu misericordia…” David pedía misericordia porque lo peor es caer en manos del Dios vivo. Más adelante pide: “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio…” David necesitaba que Dios creara un nuevo corazón porque el que ya tenía, ese corazón viejo, sucio y atormentado no le servía.
El viejo corazón no nos deja tomar conciencia que hay un corazón nuevo.
Dios está buscando vasijas viejas y vacías. Es tiempo de arrepentirnos de vivir de la vieja cultura, y presentarnos como vasijas vacías, para poder ser llenos de Dios.
“Jesús les dijo: Llenad estas tinajas de agua. Y las llenaron hasta arriba.” Juan 2:7
Dios no quiere evangélicos, Dios quiere personas llenas del Espíritu

Acontinuaciòn les invitamos a revisar algunas fotografias, para ver mas revisar nuestro facebook CEIM-CHILE.

LO MÁS VISTO