CELEBRACION DOMINGO 23 DE JULIO - CEIM-QUILLOTA



Este domingo seguimos con la serie ¿Qué es la iglesia? Pero esta vez en boca del Pastor Israel Codocedo Ulloa, confrontándonos con la palabra. 

El mensaje fue el siguiente: 
Sólo Dios sabe cuánto cuesta tu oración. 
Jesús muestra el modelo de la oración pero terminando esto dice, no ocupen vanas repeticiones. 
Muchas veces nosotros lo hacemos, y debemos entender que no solo debemos orar sino que perseverar en la oración. 
Antiguamente no ponían los nombres como ahora, que los ponen según el nombre popular, el nombre marcaba la historia de una persona, se profetizaba a través del nombre, y había un hombre llamado Jabes, que significaba agonía, porque fue concebido en dolor, y su nombre había marcado su vida, pero Dios había marcado su destino. 
1 crónicas 4:9-10 Nos enseñará dos principios importantes. 
9 Y Jabes fue más ilustre que sus hermanos, al cual su madre llamó Jabes, diciendo: Por cuanto lo di a luz en dolor.  10 E invocó Jabes al Dios de Israel, diciendo: ¡Oh, si me dieras bendición, y ensancharas mi territorio, y si tu mano estuviera conmigo, y me libraras de mal, para que no me dañe! Y le otorgó Dios lo que pidió.” 

Primer principio: verso 9 “Dios no responde a una oración sino a una Relación” 
 Jabes llegó a ser el más ilustre porque llegó a tener una relación íntima con Dios. Ser  Ilustre significa alguien de peso, de mayor peso que sus hermanos. Es importante que cuando ores hables  en serio, porque hay una actitud previa antes de pronunciar una palabra, no basta solo con decir, sino que debe haber una actitud que demuestre lo que decimos. 

Segundo principio verso 10.- “Hay que saber pedir” 
El problema de muchos es que cuando el señor está presto a respondernos no sabemos qué decir, no es malo pedir, pero hay que saber qué pedir. Muchas veces oramos para que Dios nos dé un trabajo pero la verdad es que eso también lo puedes conseguir tú, pero cuántos piden por mayor sabiduría, por una llenura total de su Espíritu Santo y pedimos olvidándonos de un principio importante que dice que quién es fiel en lo poco es puesto sobre lo mucho.  

Jabes pidió territorio, que la bendición y la protección de Dios estuviesen con él. 
Dice el gran mandamiento, amarás a Jehová tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con toda tus fuerzas, y el segundo mandamiento amarás a tu prójimo como a ti mismo. Si no sabes qué pedir para ti, ¿qué vas a pedir para tu hermano? 

Después de más de 40 nombres, aparece el nombre de jabes y pero llegó a ser importantes. 

Si Dios no le ha respondido examine su relación con Dios, porque debemos Buscar primeramente el reino de Dios y su justicia, y todo lo demás será añadido.  
Jabes tenía todo su entorno para ser un fracasado, pero él decidió ser ilustre antes que Dios le respondiera, si Jabes se hubiera preocupado de porqué le llamaban dolor, se hubiera muerto.  
A veces tu contexto te deprime, te hace pensar que lo que tienes es lo que te tocó, a Jabes no le fue cambiado el nombre pero Dios le cambió su destino., lo mismo puede ocurrir contigo. 

Pensamos que estábamos teniendo una relación estrecha con Dios, pero nos falta estar cerca de Dios. El clamor de jabes era sincero, no era una orden por el contrario era un clamor. Si sigues pidiendo a Dios que responda tu oración, ¿En qué momento buscas a Dios? Si sigues pidiendo que Dios respalde tus proyectos, ¿En qué momento buscas a Dios? 
No perdamos más el tiempo, Dios se interesa por tener una relación más estrecha contigo, ahora…¿Tú te interesas por tener una relación estrecha con Dios? 
Has de ti una persona que renueva su entendimiento y así harás que las bendiciones de Dios lleguen a ti. 

Le invitamos  a  visitar nuestra pagina  oficial en Facebook CEIM-CHILE, donde podrá encontrar el video  de esta predicación y otras que  transmitimos  en  vivo  cada  domingo, además  de  fotos  de cada celebración,  le invitamos  a  visitarnos  en nuestra  congregación  ubicada en Zorobabel  Rodríguez #1615, Quillota 
Publicar un comentario

LO MÁS VISTO